La Bíblia de Montserrat


Los grandes calígrafos alemanes que tanto admiro, como Rudolf Koch, Hermann Zapf o Werner Schneider han hecho muchos trabajos que tienen que ver con la religión. Por eso, cuando Mercedes Azúa me llamó para colaborar con ella haciendo una portada para La Bíblia de Montserrat, casi se me saltan las lágrimas.




Desde el principio teníamos claro que tendría que ser una mayúscula romana clásica pero con una cierta energía, no demasiado limpia. El resultado es directamente lo que sale de la pluma, sin ningún retoque. El de Montserrat fue lo que nos costó un poco más de encontrar, pero finalmente optamos por una itálica ágil, que tampoco se viera muy estudiada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja un comentario!